Tomas Hasenclever

Jefe del Departamento de IT

Thomas se introdujo en el mundo de la informática en la era de las grandes computadoras centrales como programador de IBM System/370. Años más tarde, cuando aparecieron las computadoras de IBM, se pasó a Fortran, teniendo que lidiar con engorrosas compilaciones en equipos informáticos que ejecutaban las primeras versiones de DOS y que contaban únicamente con dos lentas unidades de disquete. Cuando IBM lanzó al mercado su sistema operativo OS/2, junto con las computadoras de la serie Personal System/2, Thomas se cambió al lenguaje de programación COBOL y pasó muchos años diseñando y desarrollando soluciones de programas informáticos contables para distintas compañías alemanas en la Argentina. En ocasiones, también debía programar en Clipper o en FoxPro para cumplir con las necesidades de proyectos de bajo presupuesto.

Más tarde, cuando las medianas empresas comenzaron a adoptar las redes corporativas basadas en sistemas operativos multiusuario, de multiprocesamiento e independientes del procesador, Thomas centró su atención en la programación concurrente y en la arquitectura de computación distribuida. A comienzos de 1990, se le presentó el desafío de dirigir un proyecto de localización de software. Un sistema de planificación de recursos empresariales (ERP, por sus siglas en inglés), desarrollado en los Estados Unidos para los mercados latinoamericano y canadiense, debía volverse a escribir en parte, de manera eficaz en términos de costos y tiempo, para cumplir con los requisitos reglamentarios, legales, fiscales y de cumplimiento correspondientes a cada país de Latinoamérica. Luego de esta experiencia, durante algunos años, Thomas integró un equipo de investigación que combinaba técnicas de lógica difusa y conceptos de inteligencia artificial para desarrollar algoritmos no convencionales de comparación de cadenas, que fueron incorporados en programas informáticos de depuración de datos, utilizados principalmente en el sector de los servicios financieros. Con la propagación de las tecnologías y los servicios de Internet, profundizó sus conocimientos introduciéndose en el campo del diseño y el desarrollo de aplicaciones cliente/servidor basadas en la web con la plataforma .NET de Microsoft.

Con esta sólida trayectoria en la tecnología de la información, se unió a Moeller en 1997. Durante muchos años, Thomas ha contribuido a la ejecución de diversos proyectos informáticos, tanto estándares como personalizados, ocupando el puesto de programador, analista de sistemas o jefe de proyecto.

Actualmente, es el director de tecnología de Moeller y se ocupa de garantizar la disponibilidad, la integridad y la confidencialidad de las aplicaciones de los programas informáticos y de las bases de datos. Asimismo, es responsable de la implementación y el funcionamiento de toda la infraestructura tecnológica, que incluye el centro de datos, los servicios de servidor y en red, los entornos de virtualización, la gestión del almacenamiento, las soluciones y los equipos de seguridad, y el apoyo al usuario/los servicios de asistencia.

Thomas nació en Buenos Aires, Argentina. Es bilingüe desde la infancia, ya que se crío en una familia alemana (su madre nació en Berlín, y su padre tiene ascendencia alemana). Por eso, ha conservado fuertes lazos culturales y comerciales con Alemania. Asistió al colegio Goethe Schule en Buenos Aires y, luego, estudió Análisis de Sistemas en la Universidad de Buenos Aires.

Fuera del trabajo, ama navegar, y le gusta correr. También tiene un gran sentido del humor. “Estimula la creatividad y ameniza el trabajo”.




Tomas Hasenclever

Formación académica:

  • Título en Análisis de Sistemas de la Universidad de Buenos Aires, Argentina.
  • Thomas habla con fluidez español, alemán e inglés.